Heraldos y Exorcismo – Un caso real

blog-caso-real - Exorcismo Arautos

Estimado lector,

Ahora reportaré un caso de un exorcismo de culto privado donde, por pura bondad, una mujer fue liberada de la acción maléfica del demonio. Pero por ahora no revelaremos el nombre de la posible posesa y del “exorcista” que se encargó de su caso. En fin, por precaución.

Un buen hombre vivía en un castillo. Y en este castillo hizo mucho apostolado con todos los que lo rodeaban. Los jóvenes le tenían mucho cariño. Incluso enseñaba el catecismo.

Le gustaba mucho contar hechos de su vida. Incluyendo pequeñas historias de la época en que sirvió en su carrera militar.

Este hombre fue muy cautivador. Todos querían estar con él. Quizás, su bondad y rectitud… El hombre refleja a su Creador. El hecho es que siempre intentaron estar juntos. Todos se querían muy bien.

Y su reputación de santidad no se limitaba a su castillo y a los que se le acercaban. Esta fama fue más allá de los muros y fue lejos. Vimos que la gente venía de muy lejos para ver al “Santo”.

O caso entonces…

Había una mujer que vivía en la región, que era atormentada por el demonio durante cuatro años. Trataban su caso, pero todo fue en vano. Sus vecinos decidieron llevarla al “Santo”, pero ella se negó rotundamente. Fue literalmente arrastrada hasta el castillo.

Llegaron y explicaron su caso a quienes los recibieron. Les rogaron que llevaran la posesa al “santo”. Apelaron a la caridad cristiana y, de este modo, sus seguidores de él no pudieron negarse.

Al llegar al buen hombre, explicaron todo el caso. Pensó, pensó, y al principio se mostró reacio. Pero los seguidores insistieron: – “Mi Señor, ten caridad hacia esta desgraciada; ¡Cúrala!

Y él les dijo: “No puedo exorcizarla”.

– “Eso no es lo que pedimos. Solo le pedimos que la bendiga y que le pida a Dios que la sane. ¡Su caridad, el Señor no puede rechazarnos!

El buen hombre no puede resistirse a este apelo. Rezó un momento, puso su mano sobre ella e hizo la señal de la cruz. Poco después el demonio la abandonó.

¡¿Qué es eso?! ¿El buen hombre realizó un exorcismo? ¿Sin el permiso del obispo? ¿Sin seguir ningún ritual?

Infelizmente este caso no fue filmado…

La noticia del caso se extendió rápidamente por toda la región.

Por supuesto, si los descontentos de los heraldos vieran este caso, seguramente ya los condenarían en los cuatro rincones del mundo, con entrevistas con rostro tapado. Iba a ser un alboroto.

Sobre todo porque este buen hombre, el “Santo”, fue un fundador…

Los de la secta anti-Heraldo se llenarían de odio. Ya los estamos viendo reprochar este acto.

¿Querido lector, le ha pasado un pensamiento en este sentido en su mente?

Pero, finalmente, este buen hombre, este “Santo”, este fundador, este fue “mi Dios en la tierra“, según San Francisco Javier…

Este es un hecho real que sucedió en la vida de San Ignacio de Loyola. Fundador de la Compañía de Jesús. Fallecido el 31 de julio de 1556 y canonizado por la Santa Iglesia por el Papa Gregorio XV en 1622.

¡San Ignacio de Loyola, ruega por nosotros!

Fuente: BARTOLI, SJ, Daniel. Saint Ignace de Loyola. Fondateur de la Compagnie de Jésus: sa vie et son institut. Paris: Lefort, 1893, t.I, p.313

Traducción libre, articulo publicado en: https://exorcismoarautos.com/arautos-e-exorcismo-um-caso-real/?fbclid=IwAR0tPCDnxd_JzBSxaBN6kdVp5Tx008LeZeX0-ujEb-AwkAkkll6UI6obwHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .